El despacho SANCHEZCUESTA ABOGADOS & ASOCIADOS, es especialista en la solicitud de Incapacidades Permanentes, por ello, traemos a colación la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de fecha 11 de febrero de 2020, de vital importación pues unifica la Doctrina sobre el Síndrome de Tunel Carpiano que afectaba una camarera de pisos (Kelly) con esta enfermedad.

La trabajadora, habiendo visto rechazadas sus pretensiones en cada una de las instancias, consideraba que dicha patología debía de ser considerada como Enfermedad Profesional. A ello se oponían el  INSS, TGSS, Mutua Fraternidad Muprespa, y la empresa Paradores de Turismo de España, S.A.

El problema giraba en torno a que la profesión de limpiadora no estaba incluida en el catálogo de actividades capaces de producir dicha enfermedad profesional.

Elevada la causa al TS, finalmente éste estima las pretensiones de la actora, argumentando que lo relevante es que se ejecuten: “Trabajos en los que se produzca un apoyo prolongado y repetido de forma directa o indirecta sobre las correderas anatómicas que provocan lesiones nerviosas por compresión, es decir, trabajos que requieran movimientos repetidos o mantenidos de hiperextensión e hiperflexión de la muñeca, de aprehensión de la mano”.

Si juntamos dicha afirmación con la definición que da el art. 116 LGSS de Enfermedad Profesional, (por la cual se entiende por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional), para saber entonces si nos encontramos ante una enfermedad profesional, habrá que analizar si el causante reúne los tres requisitos que la citada norma exige para ello:

  • Que la enfermedad se haya contraído a consecuencia del trabajo realizado por cuenta ajena.
  • Que se trate de alguna de las actividades que reglamentariamente se determinan.
  • Que esté provocada por la acción de elementos y sustancias que se determinen para cada enfermedad.

Finalmente, en este tipo de casos, en aras de hacer valer el derecho de la parte perjudicada, resulta de gran ayuda poner en conocimiento del Juez el manual de prevención de riesgos laborales del concreto puesto de trabajo que desempeñamos.

Nuestro despacho tiene un 90 % de éxito en las reclamaciones de las Incapacidades Permanentes, consúltanos sobre nuestro método y la viabilidad de tu asunto de forma gratuita.

Abrir chat
Powered by

Si continúas nevagando, entendemos que aceptas el uso de cookies. Más info.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar